Header de la página

Noticias del Giro de Italia 2016

Etapa 18: Victoria de Trentin en un día de transición

El italiano Matteo Trentin (Etixx) ha sido el ganador de la decimoctava etapa del Giro de Italia que se ha disputado entre Muggiò y Pinerolo, de 240 kilómetros, en la que el holandés Steven Kruijswijk (Lotto Jumbo) mantuvo la maglia rosa. Trentin, de 26 años, sorprendió en la misma recta de meta a sus compatriotas Moreno Moser (Cannondale) y Gianluca Brambilla (Etixx) y alzó los brazos con un tiempo de 5h.25'34''. [Giro de Italia en directo del 6 al 29 de mayo en Teledeporte y RTVE.es]. El grupo de favoritos entró en meta a 13'24'' minutos con el líder Kruijswijk un día más de rosa.

Etapa maratón con el muro de Pinerolo antes del tappone del viernes La etapa maratón de toda la temporada ciclista se la debían jugar su compañero Brambilla y Moser (Cannondale), que entraron escapados en la recta de meta. Fueron los encargados de romper la escapada numerosa del día.

Lo que no sabía Moser, ni le avisaron, es que Trentin, un sprinter, venía lanzado por detrás. Los alcanzó y solo tuvo que pasarles como un avión hacia la victoria, ante la incredulidad del corredor del Cannondale, que no tendrá otra oportunidad igual de fácil para ganar en el Giro.

La astucia se impuso mientras los favoritos, que vivieron un día "relativamente tranquilo", como indicó Alejandro Valverde, llegaron a meta a más de 13 minutos. Se atacaron en un muro tremendo a 2 kilómetros de meta. Lo intentó el murciano dos veces, pero la maglia rosa reprimió cualquier intento de subversión. Y por si fuera poco, tensó la carrera, dejando claro quién manda.

Las mentes estaban puestas en las dos próximas etapas, decisivas, donde se esperan ataques a la desesperada. No habrá más oportunidades. Kruijswijk entrará en los Alpes con 3 minutos sobre el colombiano Esteban Chaves y 3,23 con Alejandro Valverde, que aseguró que irá "a por todas", y que para eso está en el Giro. Admitió dificultad ante la fortaleza del holandés, pero hay carrera todavía.

La etapa más larga de la presente edición y de las tres grandes pruebas esta temporada empezó con marcha y con guión previsible. En la primera hora, una escapada de 24 corredores ya conformaban la fuga del día. Cubrieron nada menos que 48 kilómetros y la ventaja enseguida se disparó a los 10 minutos.

En esa aventura se incrustaron velocistas como Navardauskas (Cannondale), Trentin (Etixx), el ganador de la víspera Kluge (IAM Cycling), el inédito Sacha Modolo (Lampre) o Nikias Arndt (Giant). El gran pelotón, con los favoritos pendientes de las trampas del final, decretó día de transición, de verdad.

Con una ventaja de 13 minutos a 55 kilómetros de Pinerolo se formaron "dos etapas", por la disputa de la victoria y por la general. En el ascenso del Pramartino (4,6 kms al 10 por ciento y tramos del 17), un puerto incómodo de segunda a 20 de meta, la fuga saltó por los aires. Los italianos Moreno Moser (Cannondale) y Gianluca Brambilla (Etixx) tomaron la iniciativa y coronaron el alto con 25 segundos sobre los primeros perseguidores.

Nadie se movió en el grupo de favoritos, controlado en todo momento por la maglia rosa, que subía al ritmo de su gregario Enrico Battaglin. Kruijswijk dio la sensación de seguridad y dominio, como avisando de su condición ante las batallas que esperan en los Alpes.

El descenso fue rápido. Brambilla y Moser mantenían el puñado de segundos en espera del muro de 500 metros situado a 2 kilómetros de meta, con un sector al 20 por ciento. Ambos se atacaron subiendo, pero llegaron juntos a la recta de llegada.

Por detrás apareció Trentin. Lejos, pero lanzado. El equipo Cannondale no avisó a Moser de que llegaba un bólido, y Moser no tuvo la picardía de atacar para evitar que Trentin le quitara la cartera de forma inesperada. Por esperar, le pilló el tren.

Este viernes se disputa la decimonovena etapa entre Pinerolo y Risoul, de 162 kilómetros, con final en alto. En el trayecto el Col del Agnello, la cima Coppi por ser la más elevada en la presente edición, con 2.744 metros de altitud.

Foto de Matteo Trentin

Etapa 19: Níbali gana, Kruijswijk cae y Chaves nueva maglia rosa

El Giro de Italia 2016 que parecía resuelto se ha vuelto completamente impredecible. Estábamos ante una de las etapas más señaladas y la clasificación general que ha dado un vuelco gracias al empuje y al poderío del italiano Vincenzo Nibali (Astana). [Giro de Italia en directo del 6 al 29 de mayo en Teledeporte y RTVE.es]

El italiano se ha llevado en solitario la decimonovena etapa disputada entre Pinerolo y Risoul, de 162 kilómetros, por delante del español Mikel Nieve, segundo a 48 segundos, y del colombiano Esteban Chaves (Orica), tercero a 51''. El colombiano es el otro triunfador de la jornada al enfundarse la maglia rosa de líder.

Por detrás del terceto llegaba el trío formado por Alejandro Valverde, Majka y Urán a 2'11''. El mayor perjudicado de entre los favoritos ha sido Steven Kruijswijk (Lotto Jumbo) que, tras caerse en el descenso del Agnello, se ha dejado en meta 4'53'' y ha perdido el liderato. El nuevo líder es Chaves mientras que Valverde pierde la plaza del podio.

El paso por la Cima Coppi cambió el signo Todo sató por los aires en el paso del Agnello, especialmente en el descesno. El holandés Steven Kruijswijk (Lotto Jumbo), líder autoritario hasta ahora del Giro, sufrió una aparatosa caída al apurar mucho una curva y tocar con la nieve que hacía de paredes a ambos lados de la carretera.

El holandés Steven Kruijswijk (Lotto Jumbo), líder del Giro, ha sufrido una aparatosa caída en el descenso del Col del Agnello, en el transcurso de la decimonovena etapa, aunque la maglia rosa no ha sufrido daños importantes y sigue en carrera. En lareproducir video 01.30 min Steven Kruijswijk sufre una caída en el descenso del Agnello

El riesgo lo tomaba Kruijswijk porque por delante rodaba escapado el italiano Michele Scarponi (Astana) y del grupo habían saltado su compañero Vincenzo Nibali y el colombiano Esteban Chaves. Alejandro Valverde llegó medio minuto rezagado a la Cima Coppi pero supo evitar la caída en la bajada, algo que no pudo hacer el ruso Ilnur Zakarin (Katusha), que se ha retirado del Giro tras sufrir una dura caída que le produjo una fractura en la clavícula izquierda (Zakarin era quinto en la general a 4’50’’ de la maglia rosa).

Por delante restaban 20 kilómetros y la colosal subida final a Risoul, de categoría especial. A los pies del puerto, el grupo de Nibali y Chaves ya se había colocado en cabeza de la etapa. Por detrás, a un minuto, rodaban Valverde, Majka y Urán. Kruijswijk se retrasaba ya 1'20'' respecto al tiburón con lo que peligraba su hasta entonces incuestionable favoritismo para la victoria final en Torino.

Era el día de Nibali y el de Messina no iba a dejar un gramo de fuerzas sin aprovechar. Cuando a Scarponi le falló el fuelle saltó del grupo y se llevó a rueda a tan solo dos corredores, los dos escaladores más fuertes de esta ronda italiana: Esteban Chaves y Mikel Nieve.

A 5 kilómetros para la meta volvió a lanzar la dentellada y ahora sí que consiguió demarrar e irse solo para acariciar el podio. El cambio de ritmo del líder del Astana agrandó bruscamente la diferencia con Valverde, que pasaba de poco más de un minuto a dos. Chaves en esos momentos era el líder virtual porque Kruijswijk seguía cediendo terreno.

Una subida apasionante con todo el Giro en juego. El líder al filo de guardar su renta de 3 minutos, Valverde a punto de perder el podio, Chaves tras el rosa, y Nibali a la desesperada con los dientes afilados, lanzado en los últimos kilómetros, ya sin rival.

En línea de meta acabaría apareciendo Nibali en solitario, ya casi inundado en lágrimas porque su victoria le aupaba al segundo puesto de la general y le volvía a colocar en las quinielas para el triunfo final.

La penúltima etapa dictará sentencia. Este sábado se resolverán todas las dudas en la vigésima etapa, entre Guillestre y Sant'Anna di Vinadio, de 134 kilómetros, con cinco puertos.

Será una jornada sin respiro, con el Col de Vars, La Bonette, La Lombarda, todos de primera y final en el alto de Sant'Anna di Vinadio, de tercera.

Foto de Esteban Chaves

Etapa 20: Golpe definitivo del tiburón de Mesina

El italiano Vincenzo Nibali (Astana) derrocó al colombiano Esteban Chaves (Orica) y se enfundó la 'maglia' rosa en la vigésima etapa del Giro, entre Guillestre y Sant'Anna di Vinadio, cima en la que ganó el estonio Rein Taaramae (Katusha) y el español Alejandro Valverde (Movistar) subió al podio.

Taaramae alzó los brazos con un tiempo de 4h.22.43 por delante de sus compañeros de fuga y de los favoritos al podio. Nibali asestó el golpe a la general y aventaja en 52 segundos a Chaves, y en 1:17 a Valverde, que desbancó al holandés Steven Kruijswijk (Lotto Jumbo) del tercer puesto.

Nibali, salvo sorpresa mayúscula en el paseo triunfal en Turín, se coronará por segunda vez en la ronda italiana, que ya ganó en 2013, con su cuarta 'grande' tras la Vuelta a España de 2010 y el Tour de Francia en 2014.

Nibali dedica su victoria al equipo Este domingo el Giro cerrará su 99ª edición con la disputa de la última etapa, entre Cuneo y Turín, de 163 kilómetros y con un perfil muy plano.

Foto de Vincenzo Nibali

Etapa 21: Paseo por Turín

El ‘tiburón de Messina’ ha vuelto a hacerlo. Cuando nadie daba un centavo por él, Nibali (Astana) sacó fuerzas de donde no había más que agonía para recomponerse y dar un vuelto a la carrera para lograr su segundo triunfo en el Giro de Italia. La gran jornada de ciclismo vivida el sábado sirvió para coronar al que ha demostrado ser más fuerte en la ronda italiana más igualada de los últimos tiempos. En el podio le acompañarán el bravo colombiano Chaves y el español Alejandro Valverde, que ha logrado victoria y podio en su primera participación.

La carrera de tres semanas, para muchos, más dura del mundo volvió a ser un espectáculo de grandes proporciones. Ocho líderes a lo largo de 21 días sin tregua son el mejor ejemplo de lo difícil que lo ha tenido Nibali para llevarse el triunfo final. Dumoulin, Jungels, Amador, Kruijswijk y Chaves soñaron en algún momento con la victoria. También Valverde tuvo sus opciones. Pero finalmente fue el italiano de Astana el que sacó fuerzas de flaqueza para remontar en dos jornadas de puro ciclismo.

En la etapa definitiva el también italiano Nizzolo fue el que se llevó, en un principio, un triunfo buscado durante muchas jornadas. Sin embargo, los jueces le descalificaron posteriormente por una acción antideportiva en el sprint. El italiano cerró a Sacha Modolo cuando llegaba con más velocidad para lograr la victoria. Nikias Arndt, del equipo Giant, segundo en un principio, acabó llevándose el triunfo en Turín.

El holandés Steven Kuiijswijk (Lotto Jumbo), que acariciaba la gloria cuando el antepenúltimo día afrontaba como líder sólido la primera etapa alpina, entre Pinerolo y Risoul, recorrió el camino inverso al de Nibali. Ese día se dejó el rosa en la cuneta cuando sufrió una caída espectacular y se estrelló contra un muro de nieve, pasando del éxtasis a la crisis y, finalmente, al hundimiento moral y físico, expulsado incluso del podio.

Tres años después de ganar su primer Giro, Nibali, cuya deficiente condición física había suscitado polémica en Italia hace solo una semana, renació en Los Alpes y se mostró como el más fuerte en la fase decisiva. Su perseverancia le dio la victoria final, en tanto que Esteban Chaves, que vestía de rosa en la penúltima jornada, no pudo defender la maglia frente al ataque del Tiburón y hubo de conformarse con el segundo puesto.

Nibali se lleva su segunda victoria en su casa, pero no es el único triunfador. El colombiano Chaves también logró un hito para el ciclismo de su país con un podio fantástico. También contento ha de estar el español Alejandro Valverde, que con este suma ocho podiums en grandes vueltas, este en su debut y con victoria de etapa incluida. El ‘Bala’ entra en un selecto club de ciclistas que han subido al podio en las tres grandes: seis veces en la Vuelta (con triunfo incluido en 2009), y el tercer puesto en el Tour 2015.

Foto del podium del Giro de Italia

Clasificación general

Clasificación General - Giro de Italia 2016
Ciclista Equipo Tiempo
Vincenzo Nibali Pro Team Astana 86h 32min 49s
Esteban Chaves Orica Greenedge a 52s
Alejandro Valverde Movistar Team a 1min 17s
Steven Kruijswijk Lotto NL - Jumbo a 1min 50s
Rafal Majka Tinkoff-Saxo a 4min 37s
Bob Jungels Etixx Quickstep a 8min 31s
Rigoberto Uran Uran Cannondale-Garmin a 11min 47s
Andrey Amador Movistar Team a 13min 21s
Darwin Atapuma BMC Racing a 14min 09s
10º Konstantsin Sivtsov MTN Qhubeka a 16min 20s